Introducción a la Esgrima Criolla



La esgrima criolla es la esgrima de cuchillo utilizada por los gauchos, siendo acompañada por el poncho, rebenque y otras armas criollas.

Este sistema está conformado por el uso de armas tradicionales. Estas son el facón, la daga, las boleadoras y la chuza, junto al poncho y el rebenque, comprendiendo este sistema de combate desde sus comienzos a finales del siglo XVII hasta su evolución en estos días, con una rica historia que estuvo presente desde la creación de la nación argentina.

Hay varios términos y técnicas de la esgrima criolla que son similares a los de la esgrima española de los siglos XVI y XVII. Notoriamente el dios os guarde que los gauchos aún conocen como Dios te guarde.

La evolución de los facones fue hacia hojas cada vez más cortas sin embargo todavía en el siglo XIX varios viajeros describieron a los paisanos como similares al mástil de un barco a causa del largo facón que llevaban en la cintura. La hoja del facón del gaucho más famoso de fines del s XIX tiene (se conserva en un museo) 76 cm de largo. La guarnición de ese mismo facón tiene unos 15 cm de apertura y fue especialmente diseñada por su usuario.

La esgrima criolla es una esgrima tradicional imperfecta directamente derivada de la que usaban los españoles de fines del XVI y principios del XVII de quienes descienden los primeros gauchos. Desde el punto de vista de la cultura hay, además, infinitos puntos de coincidencia entre los gauchos y la soldadesca española de esa época. Formas de hablar, de bromear, aspectos de su relación con las autoridades.

Tradicional porque se transmitió como parte de una cultura, no como una ciencia. Imperfecta porque deriva (tal vez) de la esgrima militar para espada de los soldados españoles acriollados.

Incluso la única diferencia marcial entre los indios locales y los gauchos es la esgrima criolla, que los indios jamás usaron. A caballo peleaban igual, a pie no. La posición de guardia es con el cuerpo hacia delante y cualquier cosa en la mano izquierda que pueda servir para parar el golpe enemigo, típicamente el poncho. Es una pelea de lejos, tirando puñaladas o tajos estirándose. Siendo completamente diferente de la esgrima de la navaja (esgrima usada en la España del s. XVI y XVII) Es otra distancia, otra guardia y otra arma.

Hay, sin embargo, tres o cuatro palabras del vocabulario gauchesco que tienen origen gitano (currar, jeta). En favor de lo dicho desde el siglo XVI el término que se usa para el arma del gaucho es daga, no espada. Pero existen varios facones cuyas hojas son de espadas roperas recortadas. Incluso, varios facones con hojas de bayonetas triangulares reforjadas como si fuesen un espadín corto.

Además, el gaucho no es del siglo XIX sino del siglo XVII. Los gauchos nunca aprendieron ni gustaron del uso del sable, de hecho cuando militaban y adquirían cierto rango (sargento y superior?) solían volver al facón y dejar la lata. Incluso cuando peleaban contra la policía armada de sables lo hacían con el facón.

Junto con su caballo, el cuchillo (y particularmente el facón o la daga) fue elemento distintivo del gaucho, a punto tal que no se concibe su imagen sin ellos. El gaucho fue famoso por su destreza en el manejo del cuchillo, y su empleo en los tristemente célebres duelos, motivados por cualquier motivo: una contradicción, unas palabras inadecuadas, un asunto de polleras, o los ánimos exacerbados por la bebida, podían iniciarlo. También el querer probar que un individuo era mejor cuchillero que otro, podía hacer que dos hombres se midieran en un duelo. La intención no era matar al contrario, sino marcarlo para siempre con una cicatriz que señalara su derrota. A veces, el fragor de la lucha o el encono o el exceso de bebida, hacía que uno de los contrincantes encontrara la muerte. Se decía que había ocurrido una desgracia y el matador era visto con conmiseración y hasta ayudado a huir de la escena del duelo y de la persecución policial. Solamente la repetición de las muertes convertía al gaucho en un matrero mal visto por la sociedad.

Otras prácticas eran el despenar o también llamado hacer la obra santa, un anticipo de la eutanasia, dirigido a quitar el sufrimiento de un amigo o familiar muy enfermo o gravemente herido. Todos estos actos de barbarie, deben ser vistos a los ojos de la moral y circunstancia histórico, social y cultural del personaje. Como dijera alguna vez un viajero extranjero sorprendido por el uso del cuchillo por parte de los criollos: el gaucho se vale de su cuchillo tanto para abrir una res como para terminar una discusión. Sin embargo, y pese a la impresión de que el gaucho pasaba su vida combatiendo y peleando, en realidad el mismo utilizo su cuchillo para mil y una tareas en su vida diaria. Desde usarlo para comer, cortar leña para el fuego, preparar estacas, cortar fachinal para techar su rancho, ayudarse en la preparación de ladrillos, cortar delicados tientos para sus trenzados, matar ganado, despostarlo, cuerearlo, etc. Su cuchillo era una extensión de su mano. Tal como lo dice Sarmiento en su Facundo:

El gaucho anda armado del cuchillo que ha heredado de los españoles… El cuchillo, a más de un arma, es un instrumento que le sirve para todas sus ocupaciones: no puede vivir sin él; es como la trompa del elefante, su brazo, su mano, su dedo, su todo….

¿Por qué el gaucho entraba a la pulpería con el rebenque colgado del facón, si el caballo estaba afuera? Cuando el matrero, que era un experto, se enfrentaba a un hombre torpe o sin experiencia, en lugar de desenvainar agarraba el rebenque, que tenía un nudo en la lonja y finteaba a su enemigo dándole una paliza hasta encontrar un hueco para partirle la cabeza con el mango. Dice el tango Mandria:

Yo con el cabo de mi rebenque tengo de sobra para cobrarme.

El duelo criollo no desapareció con el gaucho, el pasto se arrimó al barro, el gaucho se puso saco y el facón se acortó y se convirtió en daga, fue de la cintura al bolsillo interno y apareció el rey tango. En los piringundines de Hansen y de Laura, una mujer podía ser la mecha, la chispa que encendiera un duelo criollo.

Ahora la técnica era diferente, menos parecida a la esgrima, con la hoja más corta casi desaparecieron las paradas con la hoja. Con el saco o el lengue envueltos en el brazo débil, los duelistas se movían como gatos hacia ambos costados esquivando y buscando el descuido para penetrar la guardia y aplicar la puñalada en el plexo, hacía arriba buscando la aorta y el corazón. La elegancia había desaparecido, en parte, pero la nobleza criolla persistía.

Cuando el malevo se consideraba muy superior a su oponente, hacía un movimiento que lo ponía en peligro pero cautivaba a la expectante audiencia. Cambiaba de paso y abría su guardia invitando la estocada. Cuando el adversario mordía el anzuelo, el guapo adelantaba un pie, giraba el torso para que la puñalada pasara de largo cerca de su pecho y por encima del brazo extendido pegaba un tajo en la mejilla, del pómulo hasta la boca, dejándolo marcado para siempre. El famoso barbijo del arrabal.

Después vendrían tiempos diferentes, tiempos que siguiendo el tango de Manuel Romero, se describen como de coca y morfina, con sus drogados y sus traficantes, que sí llevaban pistolas. Pero aquellos que no usaban gomina, no usaban armas de fuego tampoco. Juan Moreira, la noche que fue asesinado, liquidó a una patrulla entera armada con carabinas y bayonetas, con su fiel facón de plata incrustado en oro, regalo del gobernador de la provincia, el mismo que lo vendió. El hombre guapo del pasado no prefirió el filo del acero sobre el plomo de las balas por razones económicas: fue una cuestión de nobleza gaucha.

***

Herederos de Fierro – Esgrima Criolla
Rosario- Argentina



2 comentarios:

  1. Buenos Días Herederos de Fierro. ¿como están? Mi nombre es Federico Zanini y mi consulta es porque quisiera saber si en Capital Federal hay algún lugar donde aprender esgrima criollo de poncho y facón. desde ya, muchas gracias y Viva La Patria y viva la Tradición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Federico. Sí, en Capital está dando clases Jorge Emilio Prina, a quien puedes rastrear en facebook. Saludos!!

      Eliminar